90 minutos

Hay tantos enamorados en el mundo, y a la vez tan pocos. Tantas historias fugaces que vienen y van, tantos momentos irrecuperables que desean ser repetidos. Tantas canciones de amor, pero a la vez tantas otras intentando exteriorizar un corazón roto.

Aún no sé cual de estas emociones me transmite en mayor grado este tema de India Martínez, donde se recuerda el momento, el pasado y el presente, el suceso y su devenir. La impotencia de saber que, a veces, todo se puede reducir a 90 minutos.

Esta canción, lanzada el 2011 en el tercer álbum de la ya mencionada intérprete, ”Trece Verdades” hizo que mucha gente conociera su trabajo en España, entre la cual me incluyo. Habiendo conseguido innumerables logros, entre los que destacan una nominación a los Grammy latinos y un gran número de galadornes, India Martínez se asegura siempre de cantar con tal sentimiento que traspasa fronteras. Y tú? También has cantado una canción así a pleno pulmón alguna vez? Espero tus comentarios!

Advertisements

Adoro

Adoro ese sitio en el que te vi por primera vez. Adoro el haberte conocido, no importa el dónde ni el cuándo. Adoro todo lo que dices, para bien o para mal. Adoro el simple hecho de saber que algún día, por alguna jugada del destino, llegaste a mí. Estés o no estés, siempre serás un regalo que me dio la vida.

Y es que me muero por tenerte junto a mí, tan cerca de mí que ni el viento nos separe. Me muero por decirte que eres mi existencia, y mi sentir, que la seda de tus manos y el brillo de tus ojos se han convertido en mi Sol, y también en mi Luna, que me guían a través de todos los días. Aunque haya miles de historias, me complace saber que la nuestra, quizás, nunca estuvo tan atrás de las más profundas.

 

 

Siempre estaré junto a vosotros

Puede que muchas de mis canciones tengan unos mensajes un poco tristes, pero hay algo que tengo claro: las personas que se merecen los mejores regalos son las que permanecen a mi lado pase lo que pase. Y es por eso que le dedico esta canción a cada una de ellas, porque no hay nadie más a quien le deba la misma vida. ¡Espero que esto exprese aunque sea solo la mitad de mi agradecimiento a aquellos que me enseñaron siempre a mirar adelante!

Armadura

Hola, amigos de WordPress. Hoy me gustaría compartir con vosotros mi canción original, de nombre Armadura, que no hace mucho que subí al canal de YouTube. Es un tema que dedico a todo aquel que se haya sentido incomprendido alguna vez, a todo aquel que haya sido tratado de frío solo por esconder sus sentimientos. Todos tenemos derecho a decidir si nuestro sufrimiento permanece en nuestra privacidad o no, y no por ello los demás deben creer que todo ha sido felicidad en nuestras vidas. Espero que cada una de las personas que escuchen mi canción encuentre un refugio para conseguir la paz interior, pues nuestra satisfacción no tiene por qué depender de lo que sepan los demás de nosotros.  Más abajo, tenéis la letra de mi canción a modo de poema, ya que para mí las palabras son lo más importante cuando se trata de transmitir un mensaje. Espero que os guste ^^.

Qué sé yo, qué sé yo, de la vida y del amor,

qué sé yo, que sé yo, de tener una ilusión,

qué sé yo, qué se yo, de qué va esta canción

si a mi nunca me han roto el corazón.

 

Pero qué sabe la gente si detrás de una armadura

hay un aura de amargura que le suplica a la Luna

que le guíe y le acompañe en todas esas desventuras

que la vida te prepara destruyendo tu cordura.

 

Ven hacia mí y verás, que más allá, después de tu verdad

hay otro mundo latente en el resto de la gente,

deja de bucear en tu mar.

Entonces podrás comprender,

que quien no siente es quien no quiere ver,

y quien no dice es por miedo a perder

todo lo que fue.

 

Siéntate y mírame de los ojos a los pies,

dime qué vas a hacer si ves que empieza a llover,

una lágrima perdida recorriendo mi piel

por cosas que no se olvidan, ni en el anochecer.

 

Pero qué dirá la gente si detrás de una armadura

no se pueden ver el Sol, ni las estrellas, ni la Luna.

Pero qué será del viento recorriendo mi cintura

si quiero parar el tiempo y devolverme la cordura.

 

Ven hacia mí y verás, que más allá, después de tu verdad

hay otro mundo latente en el resto de la gente,

deja de bucear en tu mar.

Entonces podrás comprender,

que quien no siente es quien no quiere ver,

y quien no dice es por miedo a perder

todo lo que fue.

La musa de los sueños

Hay momentos en los que uno se siente impotente, tan ocupado por las cantidades incesantes de trabajo que no encuentra el momento para desconectar, para darle unos minutos de su día a apreciar el arte. Yo he pecado de ese error. Siempre he querido dedicarle el máximo tiempo posible a los estudios, quizás porque los relaciono al éxito en la vida, aunque no debería. Pero, por supuesto, el mío no es el único caso: puede que estudies o trabajes, o que incluso lleves una familia que te quite todo el tiempo que tendrías.

En la vida, hay muchas cosas que no vuelven: tu infancia, tu primer amor, tu graduación, incluso quizás algún ser querido. Pero mucha gente suele olvidarse de una de las más importantes: el tiempo. Mientras estamos ensimismados en nuestras tareas, le estamos dedicando horas de nuestra vida a algo que no hacemos por voluntad propia, sino por algún otro factor que nos obliga a hacerlo.

Yo pequé. Pequé de marginar aquello que más alivia la vida por no dedicarle tiempo. El estudio me consumió de tal forma que mi mayor preocupación ya no tenía que ver con mi felicidad, sino con obtener las mejores cualificaciones. No tardaría en darme cuenta de que, tras tanto tiempo sin recurrir a la musa de mi vida, había olvidado mis sueños.

Pero un día, mi musa llegó y me rescató. Y una vez más, me cambió la vida. Para mí, será por siempre el Sol que ilumine todo mi existir, sin importar lo que la gente diga. Nunca hagan lo mismo que yo, pues la magia de la música es lo que mantiene vivas a las almas que sueñan despiertas.