Adoro

Adoro ese sitio en el que te vi por primera vez. Adoro el haberte conocido, no importa el dónde ni el cuándo. Adoro todo lo que dices, para bien o para mal. Adoro el simple hecho de saber que algún día, por alguna jugada del destino, llegaste a mí. Estés o no estés, siempre serás un regalo que me dio la vida.

Y es que me muero por tenerte junto a mí, tan cerca de mí que ni el viento nos separe. Me muero por decirte que eres mi existencia, y mi sentir, que la seda de tus manos y el brillo de tus ojos se han convertido en mi Sol, y también en mi Luna, que me guían a través de todos los días. Aunque haya miles de historias, me complace saber que la nuestra, quizás, nunca estuvo tan atrás de las más profundas.

 

 

Ser humano

Iluminemos con nuestros cuerpos aquello que la luz no puede alcanzar. Creemos una película solo con las palpitaciones de nuestros corazones. Hagamos magia, creando una chispa incandescente, inagotable como el sentimiento que emana de nuestro respiro.

Sintamos que estamos solos en este universo deshumanizado. Dejemos volar nuestros miedos, materializando nuestros sueños más profundos. Perdamos el temor a la pasión, y seamos presos de lo que un día fue considerado ”ser humano”.

Chantaje

Pues nada… Ya llevaba mucho tiempo sin subir ningún vídeo, y necesitaba celebrar el Día de la Música de algún modo! Esta canción es lo más nuevo de Shakira, la cual colabora con el artista colombiano Maluma.

Qué mejor que hablar del chantaje, esa extorsión que puede provocar una persona en nosotros. Porque, al fin y al cabo, hay muchos temas que no se comentan, pero que es interesante ver salir a la luz a través de canciones como esta. Nunca dejéis que nadie influencie vuestras decisiones en la vida; dejaros llevar por vuestro corazón, vuestros instintos y vuestra razón, pero no cedáis ante personas que no se lo merecen, pues os están intentando moldear a su favor. Hoy, ante todo, hay que ser uno mismo, hay que ser auténtico; como la misma música.

Somos

Hay temas que transmiten poesía. Canciones no tan conocidas que salen del alma, pero no siempre logran llegar a millones de personas. Esta, para mí, es una de las piezas más hermosas que se han compuesto en la música española, y creo que debería ser mucho más famosa. Porque, con tan solo atender a su letra, mis emociones se derrumban, sintiendo cada una de las palabras. Espero que os guste este tema de Melocos, ”Somos”, que en su día colgué con la mayor de mis ilusiones.

”Cuando tenga valor para hablar, diré que tengo miedo de vivir sin volver a escuchar cómo suena un ”te quiero”. Somos el resultado de todo lo que hemos vivido; somos todo lo que cada noche he soñado contigo.”

Ya no

Intentar revivir lo que ya está demasiado muerto equivale a intentar encender un fuego en el medio del océano. Y es por eso que ya no volverán esos tiempos en los que te dedicaba más horas de las que jamás hubieras merecido. Puede que alguien piense que lo eterno es factible, pero yo, gracias a ti, sé que hasta las mejores historias se pueden acabar algún día. Porque hoy, por más que quiera verte, ya no puedo tenerte, y, en parte, es mi propia decisión alejar de mi vida aquello que, aunque quiera, me hace daño a la vez.

Mi historia

Hoy, me gustaría dedicarle este post a todos aquellos que han hecho posible que el número de suscriptores de mi canal llegue a las tres cifras. Nunca podré mostrar suficiente gratitud por aquellos que se han atrevido a escucharme, a darme una oportunidad a lo largo de estos meses. Gracias, de corazón. Porque con 2 minutos de vuestro tiempo, viendo cualquiera de mis vídeos, ya me hacéis feliz.

A los 7 años, yo, Carlos, Celemé, ya tenía un sueño; una ilusión que nunca pude perseguir, unas aspiraciones que siempre pensé que se me quedaban grandes. Yo tan solo quería poder vivir de entonar notas con la voz, pero al destino no le hizo gracia mi idea. Nunca conocí a nadie perteneciente al mundo de la música, y mis padres no estaban dispuestos a permitir que me adentrara en él. Ellos estaban más preocupados en que hiciera amigos, en que creciera como el chico normal que ellos habían estereotipado. Ellos sabían, o pensaban, que el trabajo al que estaba destinado era mucho más común que aquel que yo siempre había querido. Los años pasaron, y yo seguía creciendo como alguien tímido, reprimido por las restricciones del destino.

Pero solo hay un fuego que nunca se apaga: el del alma. Y por eso nunca dejé de pensar en el futuro con el que siempre había deseado. Hace poco más de dos años, intentando aparentar que era un capricho para pasar el tiempo, me compré una guitarra. Pero lo que nadie sabía es que el niño que había en mi aún no había dejado de soñar. E intenté, como pude, aprender por mi cuenta a tocar el instrumento que más tarde me serviría como excusa para perseguir algo que creía muerto hace mucho tiempo. No lo perfeccioné, pues para mí cantar siempre fue más importante, pero tenerlo es probablemente una de las mejores decisiones de mi vida. Porque respaldándome en una guitarra, siento que puedo despejar todas las inseguridades que me hayan podido surgir a lo largo de mi vida.

Y así, tras meditar y meditar, a los 20 años decidí que, quizás, era el momento de empezar a revivir lo que nunca mereció haberse ido de mi vida. Y, por mucho que digan, comenten o insinúen, siento que por fin ha vuelto un poco la felicidad.

Cuando era más joven

Cuando era más joven, solía creer que la vida era tan dulce como las películas de Disney, tan inocente como los dibujos animados. Pensaba que todo serían canciones de positivismo, que el ritmo de la existencia estaba predeterminado por la felicidad. Que todo era ”karma”, y volvía aunque se fuera. Que todo era sueño, y se repetía si uno lo deseaba.

Y es por eso que el destino me jugó malas pasadas. Es por eso que el tiempo, que parecía el mejor regalo, se tornó en mi contra para hacerme ver que la fantasía es por algo solo considerada en la ficción. Eché de menos fotografiar todos aquellos momentos que nunca se repetirían. Se me olvidó grabar aquella película, aquella canción, de la que solo tu y yo podríamos haber tenido copia.

Aquí os dejo una de mis primeras versiones, de una famosa canción de la cantante Adele; en algún momento me dejo llevar por la emoción y la técnica vocal se me va de excursión, pero sé que me lo perdonáis :p. ¡Gracias por vuestra atención, siempre es un logro!